Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Entradas etiquetadas como ‘neurociencias’

Diplomado en terapias de aprendizaje

El próximo 8 de mayo del 2017 voy a impartir la formación para terapeutas de trastornos y problemas de aprendizaje. Será en Guadalajara, Jalisco, México

Es un diplomado muy práctico puesto que los inscritos van a realizar los ejercicios que luego harán con los niños y adolescentes que tengan en terapia.

Vamos a ver el siguiente temario:

  • La anamnesis: cuales son las preguntas claves que nos ayudan a una buena exploración y un buen diagnóstico
  • Perfil del terapeuta: qué debemos hacer y qué no como terapeutas
  • El equipo familia – terapeuta: cuales son las claves de éxito para que la familia se implique en el proceso terapeutico (la reunión eficaz, la escucha, la confianza y el acompañar). Vamos a trabajar con varios ejercicios de coaching para ello.
  • Principales tests de aprendizaje: vamos a ver como pasarlos y sobretodo saberlos interpretar. Vamos a ver tests reales pasados, que se prestan a una mala interpretación si no sabemos qué hay qe tener en cuenta.
  • Las dislalias: los niños que no hablan bien, no pueden producir fonemas (/r/, /s/, confunden l-d-r, etc). Cómo hay que hacer la exploración de órganos y funciones para diseñar el plan terapéutico, qué ejercicios de terapia miofuncional hay que hacer tanto de órganos como funciones para conseguir que produzcan el fonema y hablen bien.
  • Neurociencias y aprendizaje: veremos los principales aportes de las neurociencias al aprendizaje para entender como enfocar las terapias sabiendo cómo funciona el cerebro en los distintos trastornos de aprendizaje.
  • Lectoescritura: cual es la maduración del sistema nervioso central necesaria para el aprendizaje de la lectoescritura. Qué ejercicios hacer para trabajar esta maduración. ¿Cuando no es un problema de maduración sino una dislexia? La dislexia.
  • Rehabilitación cognitiva: cuales son los distintos tipos de atención (sostenida, selectiva, auditiva, visual) y de memoria (de trabajo, a largo plazo, auditiva, visual, secuencial), que ejercicios hay que hacer para cada tipo y cómo trabajarlos.
  • TDA: cuales son las estrategias a implementar en la escuela y en terapia para estos niños teniendo en cuenta el problema que hay a nivel de funciones ejecutivas.
  • Altas capacidades: qué podemos hacer con estos chicos y que respuesta recomendar a las escuelas.
  • Trabajo emocional: no olvidemos que siempre hay que trabajar las emociones. Vamos a ver distintos ejercicios de coaching para educación emocional, como trabajar con cuentos, frases, películas. La neuropedagogia de los mandalas para que el trabajo con ellos sea fructífero. Mindfulnes en terapia y en escuela.

Si estás interesada /do,  no dudes en contactarme para ampliar información. Recuerda que iniciamos el 8 de mayo del 2017!

https://www.facebook.com/Mtra.Monica.Carbonell/

 

Anuncios

EL HEMISFERIO CEREBRAL DERECHO EN LA ESCUELA

Sabemos que nuestro cerebro tiene dos hemisferios cerebrales el derecho y el izquierdo. Éstos están conectados a través del cuerpo calloso, que es una estructura integrada por fibras nerviosas y que comunica ambos hemisferios con el fin de que resolvamos cualquier situación (diaria o de aprendizaje) con la aportación de ambos hemisferios.

¿Cómo trabaja cada hemisferio? ¿Y el cuerpo calloso?

El hemisferio cerebral derecho es el más global, intuitivo, emocional, relacionado con la memoria a largo plazo, con la melodía musical y la prosodia del lenguaje, es el hemisferio creativo.

El hemisferio cerebral izquierdo es analítico, deductivo, racional, relacionado con la memoria inmediata, verbal, procesa y produce el lenguaje.

El cuerpo calloso permite, entre otras, la integración entre lo emocional y lo racional, la comunicación y el lenguaje y la interpretación de la realidad.

¿Hacia donde están enfocados los aprendizajes en la escuela? ¿Qué hemisferio se potencia más? ¿Cuántos alumnos con alta creatividad tienen fracaso escolar, problemas de autoestima….? Recomiendo escuchar un breve fragmento de la conferencia de Sir Ken Robinson “La escuela mata la creatividad”.

Sabemos que las sesiones de clase deberían estar enfocadas a todos los alumnos y con esto me refiero que deberíamos tener presente que tenemos chicos y chicas que son más visuales, otros más auditivos y otros más quinestésicos. Esto significa que deberíamos enfocar las clases teniéndolo presente. Pero también que unos son más analíticos y otros más creativos.

Según el doctor alemán Ulrich Kraft (2005), todos somos creativos y podemos potenciar esta capacidad estimulándola y entrenándola.

Por creatividad no debemos entender sólo el arte en cualquiera de sus facetas. ¿Cuántas veces en nuestra vida cotidiana debemos resolver una situación siendo creativos?

¿Porqué no potenciar en el aula la creatividad no sólo en la asignatura de educación plástica sino también aceptando distintas vías de solución a un problema de matemáticas, en la elaboración de un trabajo, en las respuestas de nuestros alumnos, en las presentaciones y exposiciones orales, en la redacciones…?

¿Porqué no plantear una clase de situaciones de la vida en que uno ha sido creativo? ¿Porqué no potenciar la resolución de conflictos de forma creativa? ¿Porqué no formular preguntas que favorezcan distintas respuestas?

Potenciemos el hemisferio cerebral derecho y además de cultivar notas en la escuela, cultivaremos personas más preparadas para las situaciones que nos ofrece la vida diaria, con mente más flexible, más adaptadas, más sensibles, con pensamiento divergente…. y además daremos más espacio a todos los alumnos con alta creatividad.

Dando respuesta a las distintas preguntas formuladas en el post tendremos ideas para preparar clases potenciando la creatividad (nuestra y de nuestros alumnos).

¿CÓMO TRABAJAMOS LAS FUNCIONES EJECUTIVAS EN EL AULA?

Me doy cuenta que hay un interés en las funciones ejecutivas del cerebro y cómo trabajarlas de manera práctica en el aula. ¿Se trabajan en la escuela? ¿Cómo?

Creo que lo primero es definir de qué hablamos. Las funciones ejecutivas participan en el control, la regulación y la planeación eficiente de la conducta humana para conseguir conductas independientes, productivas y útiles para sí mismo. Estas funciones están ubicadas en el área prefrontal del cerebro

Sabemos que el sistema nervioso central va madurando desde que nacemos y esta área es de las que tiene una maduración más lenta y acaba su desarrollo en la post adolescencia. Precisamente por ello es importante que ayudemos en el proceso con distintas actividades que proponemos a los alumnos en su proceso de aprendizaje escolar.

Estas funciones intervienen en distintos procesos, entre ellos:

• Memoria de trabajo
• Planificación de una tarea a realizar
• Flexibilidad
• Monitorizar y supervisar el resultado de las acciones : corregir
• Inhibición de conductas
• Atención
• Regulación emocional
• Autocontrol

¿Les recuerda el perfil de algún alumno que tiene especial dificultad en lo que tenemos en esta lista? El Dr. Thomas E. Brown nos facilita el siguiente esquema:

Si entendemos que hay niños a los que no les podemos exigir determinadas tareas porque no pueden (sea por trastorno o porque madurativamente no están preparados) y les ofrecemos estrategias o ejercicios, les estaremos ayudando.

Cuando, desde la docencia, enseñamos a los alumnos técnicas para elaborar la información y guardarla para después poder evocarla, estamos ejercitando parte de las funciones ejecutivas.

Cuando les damos estrategias para planificarse las tareas a realizar en casa, para resolver un problema de matemáticas o para llevar a cabo un proceso que le hemos pedido, estamos contribuyendo en la maduración de estas áreas. Cualquier tarea que implique una planificación, está ejercitando las funciones ejecutivas.

Cuando trabajamos la conciencia de las emociones, que reconozcan en cual de las seis emociones básicas se encuentran (alegría, tristeza, miedo, sorpresa, rabia, asco) y cómo regularlas, contribuimos a esta maduración. Cuando les enseñamos a inhibir determinadas conductas que no son buenas para ellos ni para quienes conviven con ellos y cómo resolver el conflicto con otras conductas también contribuimos a esta maduración.

Si en clase dedicamos un tiempo a trabajar técnicas de relajación para favorecer la concentración, si dedicamos un espacio a pequeños ejercicios de concentración también estamos ayudando a trabajar las funciones ejecutivas.

A veces decirles a los niños de finales de Educación Primaria cómo planificarse una tarea pensamos que es pesado y que ya deberían saberlo. A veces parece que hacer determinados ejercicios en el aula, aunque duren 10 minutos, los alumnos se van a descentrar. Realizar un poco de relajación antes de iniciar una asignatura es perder el tiempo, etc.

Me gustaría hacer mucha consciencia de que con todo lo anterior estamos contribuyendo, y mucho, en sus aprendizajes, en la maduración de sus funciones ejecutivas y que todo esto yo misma lo he comprobado desde la práctica. Anímense a realizar ejercicios de este tipo y verán los resultados que se obtienen.

FORMACIÓN EN NEUROCIENCIAS APLICADAS A EDUCACIÓN

Desde mi firme creencia en impulsar la incorporación de las neurociencias en educación, he llevado a cabo varias acciones en Catalunya (España) y ahora lo estoy haciendo en Guadalajara, Jalisco, México, mi otra patria.

Del 9 al 14 de julio voy a impartir formación en el Instituto Pierre Faure de Guadalajara, sobre la incorporación práctica, en el aula, de las neurociencias en educación.

El programa de esa semana será:

  • Neurociencias y aprendizaje: qué áreas intervienen en los procesos  implicados en la lectura, las matemáticas, la memoria y las funciones ejecutivas.
  • El desarrollo de la lateralidad y su influencia en el aprendizaje del código alfanumérico
  • Maduración de las vías sensoriales visuales y cómo afecta en el aprendizaje de la lectoescritura
  • Neuropedagogia de los mandalas
  • El profesor- coach: ejercicios a aplicar en el aula

Estos temas van a ser tratados mediante conferencias y talleres donde se realizarán ejercicios prácticos para facilitar su comprensión y aprendizaje, puesto que lo más importante es que los participantes puedan implementarlo en su tarea como docentes.

Por otro lado estoy observado, a través de mi blog, mucho interés en los grupos de aprendizaje https://orientadortutorial.wordpress.com/2012/01/12/grupos-de-aprendizaje-para-compartir-experiencias-de-dificultades-en-el-aula/. Estos son grupos de profesores que quieren compartir su realidad diaria docente y las dificultades de aprendizaje que tienen algunos de sus alumnos. En estos grupos encontramos estrategias, formación en aquella dificultad que preocupa y después hablamos de cómo ha funcionado su aplicación en el aula.

No duden en contactar para cualquier aclaración que se les ofrezca.

NEUROCIENCIAS Y EDUCACIÓN

Este es el año de la neurociencia en España. Cada vez más, se está viendo la importancia de establecer puentes entre las neurociencias y la educación, pues ambas salen enriquecidas y los alumnos beneficiados.

Las neurociencias tienen mucho que ofrecer a la educación puesto que es básico entender:

  • Cómo realiza el cerebro los distintos procesos.
  • Cómo intervienen las distintas áreas cerebrales en los diferentes  aprendizajes.
  • Qué tipo de trabajo podemos hacer con un alumno para que le sea más fácil el aprendizaje, teniendo algún trastorno (dislexia, discalcúlia, TDA-H, disfasia…) o sin tenerlo.

Así, lograremos alumnos implicados en sus aprendizajes porque estaremos motivándolos, ofreciendo objetivos y logros asumibles.

Aplicando la neurociencia a la educación, lo que se intenta es desarrollar estrategias, métodos y herramientas para que la educación y el aprendizaje  estén de acuerdo  con el desarrollo neurofisiológico del individuo.

La neuroeducación investiga los procesos básicos implicados en el aprendizaje, los procesos cognitivos y como influye la flexibilidad, la motivación y las emociones en el aprendizaje.

El cerebro es muy plástico. Por plasticidad entendemos que las conexiones sinápticas, entre neuronas, van cambiando a lo largo de toda la vida en función de las experiencias que vamos recibiendo y la educación es una primordial.  Esta plasticidad sináptica permite adaptarnos mejor.

El educador debería ser la persona que nos guiase en la dirección adaptativa, a través de la experiencia del aprendizaje.

Adecuar  óptimamente los métodos de educación a  la realidad  neurobiológica es la mejor manera de garantizar la eficacia del proceso educativo.

El periodo sensible, en el desarrollo del cerebro, va desde la infancia a la adolescencia ya que es cuando hay una mayor reorganización neuronal y ésta es la etapa de escolarización.

Siendo educador es imprescindible ir entrando en las neurociencias y su aplicación en los aprendizajes para poder facilitar los procesos de memoria, atención, lectoescritura, comprensión lectora, habilidad con los números, entrenamiento de las funciones ejecutivas y sentar unas buenas bases de aprendizaje.

Desde mi formación como bióloga, con postgrado en la cátedra de neurología y mi experiencia como terapeuta de dificultades de aprendizaje y responsable de la orientación psicopedagógica en escuelas, he formado a los profesores para que, con el conocimiento adecuado, pudieran ir haciendo este puente.

El cambio que he podido observar en los alumnos ha sido muy importante y motivador para seguir impulsando este puente entre las neurociencias y educación.

Bases de aprendizaje para la lectoescritura

Todos hemos oído hablar de las neurociencias y del necesario puente entre éstas y la educación.

Los descubrimientos en las neurociencias han contribuido a desarrollar distintos modelos de enseñanza–aprendizaje puesto que nos muestran como el cerebro aprende, memoriza, olvida, razona,  planifica…

Para que la enseñanza y el aprendizaje vayan de acuerdo al desarrollo neurofisiológico del alumno y, por lo tanto, su metodología respete la maduración neurobiológica, es necesario este vínculo entre neurociencias y educación y la formación para establecerlo.

Hay mucha inquietud por las competencias básicas, los niveles de expresión y comprensión oral y escrita. Es necesario trabajar bien las bases de aprendizaje para lograr consolidarlas y reforzarlas. Consiguiendo que el mínimo número de alumnos lleguen a su siguiente ciclo educativo sin saltar etapas madurativas, lograremos tener menos diagnósticos erróneos o “etiquetas” limitantes; por ejemplo, decir que un alumno es disléxico cuando aún está integrando el eje horizontal (derecha-izquierda).

Uno de los procesos madurativos del SNC (sistema nervioso central), clave para el aprendizaje, es el que nos lleva a definirnos como diestros o zurdos.

Cuando nacemos nuestro SNC está muy inmaduro tanto a nivel motriz como sensorial. En el proceso madurativo que pasamos hasta llegar a caminar, hemos hecho una evolución impresionante tanto motriz como sensorial. Esto nos permite integrar los tres ejes del espacio: cuando estamos estirados integramos el eje arriba – abajo (vertical), cuando estamos de pie el delante – detrás  (profundidad) y luego vamos integrando el derecha – izquierda (horizontal).

  A nivel neurológico, conseguimos una maduración de las vías de entrada de información (sensoriales: visión, oído, tacto,… ) y de la vías de salida de información (motrices).

Todo este proceso permite que asimilemos la orientación en el espacio del código alfanumérico (base para el aprendizaje) y por lo tanto, que podamos codificar y descodificar letras y números. Una buena integración de los ejes evita, por ejemplo, las inversiones numéricas.

Al mismo tiempo nuestros ojos, como órganos receptores de información, han madurado en los movimientos necesarios para la lectura, para enfocar, para discriminar las letras y para coordinarse con el movimiento de la mano con la que escribimos. Logramos en este proceso las bases para una buena lectura y escritura.

Desde la escuela se pueden hacer unos ejercicios para conseguir todo lo anterior. Desde Educación Infantil (incluido primer ciclo) a primer ciclo de Educación Primaria practicando unos ejercicios, siguiendo un programa, evitaremos muchos alumnos sin buenas bases para la lectoescritura. Nuestra experiencia trabajando en guarderías y escuelas ha demostrado que en estas edades es clave seguir un programa donde se trabaje esta maduración: programa BAPCA (Bases de Aprendizaje Para el Código Alfanumérico).

Hemos detectado muchos alumnos que, estando aún en su proceso madurativo, aunque con un retraso, podíamos reconducir y reforzar las etapas que no tenia consolidadas, evitando futuros problemas de aprendizaje. Incluso hemos podido observar cómo, desde que la escuela ha  puesto en marcha el programa BAPCA  (Bases de Aprendizaje Para el Código Alfanumérico), el número de alumnos con dificultades en lectoescritura, en ciclo inicial de Primaria, ha disminuido.

Si deseáis ampliar información sobre el programa BAPCA  (Bases de Aprendizaje Para el Código Alfanumérico) no dudéis en contactar con nosotros.

Nube de etiquetas