Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Entradas etiquetadas como ‘lenguaje no verbal’

CLAVES DE LA ENTREVISTA DEL TUTOR PARA IMPLICAR A LA FAMILIA

Todos los profesores tienen experiencia en la realización de entrevistas con los padres de sus alumnos, pero la dificultad surge cuando hay que dar “malas noticias” y tememos que la familia no reaccione como deseamos.

¿Cuales son las principales consignas a seguir en las reuniones de padres para poder conseguir la implicación de esta familia?

a)      Saber que vienen desde el “miedo” al mensaje que van a recibir y que muchas veces hace que lleguen a la entrevista desde una actitud defensiva. Es importante tener este aspecto presente para entender que sus palabras son desde sus sentimientos y NO CONTRA el tutor. Muchas veces en estas reuniones se puede sentir que los padres recriminan y esto crea tensión en la entrevista. Si entendemos sus sentimientos y que  en el fondo es una defensa lo que les hace decir según que mensaje, facilitará un mejor clima.

b)      Otra clave importante es aprender a leer su lenguaje no verbal, puesto que nos dará mucha información de su emocionalidad y por lo tanto como darles el mensaje para lograr que escuchen. Como nos estrechan la mano al saludar, como están sentados en la silla, sus brazos están cruzados o no…

Algunas pistas  del lenguaje no verbal

 c)      Si vienen los dos padres siempre hay uno que está más receptivo, es importante irnos dirigiendo a él, observando como lo va recibiendo, porque este padre/madre será el que irá explicando y haciendo más receptivo al otro. Muchas veces este miembro de la pareja se pone a explicarle al otro, durante la reunión, el mensaje. Dejemos que haya este espacio porque facilitará la entrevista.

d)     Una clave importante de éxito es dejar que ellos empiecen a hablar: “¿Cómo veis a vuestro hijo? ¿Que os inquieta desde casa?” La familia viene con una “lista”, aunque sea mental, de cosas que quieren hablar y que “no se les tiene que olvidar comentar”. Cuanto antes lo expresen mejor, más nos escucharan. Es importante no interrumpirles, y anotar lo que queramos aclarar o matizar para hablarlo cuando ellos acaben. Esta estrategia también permite observar qué conciencia tienen de las dificultades del hijo y cuáles son sus prioridades. Esto nos dará información para saber como entenderán mejor el mensaje que queremos transmitir (motivo de la reunión).

e)      Antes de la reunió reflexionar como nos vendrán los padres, ponernos en su piel. Es importante conocer la situación personal que están pasando en este momento y practicar empatía: ¿como nos gustaría  a nosotros que nos dieran el mensaje si fuera nuestro hijo? Este punto parece una obviedad pero la mayoría de veces se cree que ya se tiene presente y no es así. Hay un ejercicio de PNL (Programación neurolingüística) muy bueno para practicar la empatía, que realizo en los talleres en las escuelas y en el que los mismos tutores descubren que, aunque creían que practicaban la empatía,  no lo hacían. Este ejercicio (de las tres sillas), una vez lo vivencian, lo aplican en otras situaciones.

f)       Es importante transmitir a los padres que sabemos que están haciendo lo mejor que pueden (ningún padre niega a su hijo lo que necesita), pero también pensamos que si además añadieran tal recomendación que les damos, desde la realidad escolar y de la interacción social con los chicos de su edad, su hijo podrá sentirse mejor y tener menos dificultades.

Siguiendo estas pautas tenemos más probabilidades de conseguir, acompañando a los padres, que sintamos que estamos haciendo un trabajo en equipo familia-escuela y que se impliquen, lo cual también repercute en una motivación para el tutor que no siente que todo recae en él.

Anuncios

Nube de etiquetas