Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Entradas etiquetadas como ‘área prefrontal’

¿CÓMO TRABAJAMOS LAS FUNCIONES EJECUTIVAS EN EL AULA?

Me doy cuenta que hay un interés en las funciones ejecutivas del cerebro y cómo trabajarlas de manera práctica en el aula. ¿Se trabajan en la escuela? ¿Cómo?

Creo que lo primero es definir de qué hablamos. Las funciones ejecutivas participan en el control, la regulación y la planeación eficiente de la conducta humana para conseguir conductas independientes, productivas y útiles para sí mismo. Estas funciones están ubicadas en el área prefrontal del cerebro

Sabemos que el sistema nervioso central va madurando desde que nacemos y esta área es de las que tiene una maduración más lenta y acaba su desarrollo en la post adolescencia. Precisamente por ello es importante que ayudemos en el proceso con distintas actividades que proponemos a los alumnos en su proceso de aprendizaje escolar.

Estas funciones intervienen en distintos procesos, entre ellos:

• Memoria de trabajo
• Planificación de una tarea a realizar
• Flexibilidad
• Monitorizar y supervisar el resultado de las acciones : corregir
• Inhibición de conductas
• Atención
• Regulación emocional
• Autocontrol

¿Les recuerda el perfil de algún alumno que tiene especial dificultad en lo que tenemos en esta lista? El Dr. Thomas E. Brown nos facilita el siguiente esquema:

Si entendemos que hay niños a los que no les podemos exigir determinadas tareas porque no pueden (sea por trastorno o porque madurativamente no están preparados) y les ofrecemos estrategias o ejercicios, les estaremos ayudando.

Cuando, desde la docencia, enseñamos a los alumnos técnicas para elaborar la información y guardarla para después poder evocarla, estamos ejercitando parte de las funciones ejecutivas.

Cuando les damos estrategias para planificarse las tareas a realizar en casa, para resolver un problema de matemáticas o para llevar a cabo un proceso que le hemos pedido, estamos contribuyendo en la maduración de estas áreas. Cualquier tarea que implique una planificación, está ejercitando las funciones ejecutivas.

Cuando trabajamos la conciencia de las emociones, que reconozcan en cual de las seis emociones básicas se encuentran (alegría, tristeza, miedo, sorpresa, rabia, asco) y cómo regularlas, contribuimos a esta maduración. Cuando les enseñamos a inhibir determinadas conductas que no son buenas para ellos ni para quienes conviven con ellos y cómo resolver el conflicto con otras conductas también contribuimos a esta maduración.

Si en clase dedicamos un tiempo a trabajar técnicas de relajación para favorecer la concentración, si dedicamos un espacio a pequeños ejercicios de concentración también estamos ayudando a trabajar las funciones ejecutivas.

A veces decirles a los niños de finales de Educación Primaria cómo planificarse una tarea pensamos que es pesado y que ya deberían saberlo. A veces parece que hacer determinados ejercicios en el aula, aunque duren 10 minutos, los alumnos se van a descentrar. Realizar un poco de relajación antes de iniciar una asignatura es perder el tiempo, etc.

Me gustaría hacer mucha consciencia de que con todo lo anterior estamos contribuyendo, y mucho, en sus aprendizajes, en la maduración de sus funciones ejecutivas y que todo esto yo misma lo he comprobado desde la práctica. Anímense a realizar ejercicios de este tipo y verán los resultados que se obtienen.

Anuncios

Nube de etiquetas