Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Entradas etiquetadas como ‘alumnno’

Educación inclusiva

Esta vez comparto las ideas a través de las imágenes del video del Simposium de Educación del ITESO y de las palabras escritas por un periodista de la Jornada sobre la entrevista que me realizó:

Entrevista del Simposium de educación

Articulo de la entrevista para La Jornada de Jalisco

Me gustaría acabar recordando que la finalidad de la educación inclusiva es asegurar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos ante la educación y evitar el fracaso escolar y el consecuente riesgo de abandono del sistema educativo.

EL PLAN INDIVIDUALIZADO O ADAPTACION CURRICULAR

¿Qué hacemos cuando nos encontramos con un alumno que llega a nuestra aula con dificultades de aprendizaje? Los maestros quieren apoyar al alumno intentando adaptar los objetivos del curso a sus dificultades.

¿Qué pasa generalmente? que se tiende a rebajar el grado de exigencia para conseguir el aprobado, que muchas veces no queda constancia de las adaptaciones hechas, que estas adaptaciones no tienen una continuación el siguiente curso porque no se han diseñado siguiendo un “eje vertebral”…

En la escuela podemos hacer planes individualizados (PI) y esto no significa bajar las exigencias al alumno, porque así no conseguirá el objetivo esperado en la asignatura.

Como indica la palabra Plan INDIVIDUALIZADO  es adaptar el ritmo y metodología de aprendizaje a la realidad del alumno. ¿Esto significa hacer una clase particular y dejar a los otros alumnos? NO, precisamente con su PI el alumno podrá seguir el grupo clase. Si, cómo maestros, estamos en clase y tenemos un alumno con TDA-H que sabemos que lee muy rápido el enunciado de un problema de matemáticas y muchas veces lo resuelve a medias, ¿qué es mejor, decirle varias veces que lea el enunciado otra vez o darle el enunciado desglosado y con las palabras clave remarcadas? Le estamos apoyando, estará siguiendo mejor en el grupo clase y dejaremos de estar dedicándonos exclusivamente a él porque le damos el recurso que necesita.

Un PI persigue que el alumno consiga los mismos objetivos que el grupo clase pero con distintos recursos, metodología, presentación y teniendo en cuenta su realidad. El alumno irá consiguiendo los objetivos del grupo clase con distintos grados de complejidad, con el esfuerzo y las exigencias equivalentes al resto de sus compañeros. No se trata de pedirle menos o perdonarle fallos sino de conseguir que aprenda lo mismo pero teniendo muy presentes sus necesidades de aprendizaje.

El PI varia si es para un trastorno de aprendizaje, para un proceso madurativo o para una dificultad temporal de aprendizaje. Pero lo importante es que tiene un “eje vertebral” que va a permitir al maestro del siguiente curso escolar dar continuidad teniendo muy claro qué avances ha ido haciendo el alumno, conociendo la metodología, material de trabajo y los objetivos conseguidos.

¿El PI sólo es para español y matemáticas? No, puede ser para la asignatura que sea necesaria adaptar. ¿Sólo para Educación Primaria? No, puede darse en cualquier etapa educativa, aunque cuanto antes se realice, en caso de ser necesario, mejor. ¿Cualquier niño que le cuesten los aprendizajes hay que hacerle un PI? No, sólo cuando haya un informe diagnóstico que lo justifique. ¿Quién lo hace: la maestra, la psicóloga escolar…? Se realiza en equipo con ellas y con alguien experto en los trastornos escolares ya que esta persona será quien podrá adaptar las necesidades del alumno a los objetivos de aprendizaje, la pedagogía de la escuela y  los objetivos del curso escolar. ¿El  PI se hace para todo el curso escolar? No, se hace para un trimestre (bimestre según los países) y se revisa para readaptar de acuerdo a los nuevos objetivos de aprendizaje y a los avances del alumno.

Hay muchas más preguntas que igual se están formulando, no podemos incluirlas todas, pero no duden en contactarme a través del mail para cualquier ampliación o aclaración. He visto muchos cambios, tanto a nivel aprendizaje como emocional, en los alumnos cuando tienen los recursos que atienden sus necesidades de aprendizaje y el más importante es que expresan todo su potencial, sacan lo que llevan dentro y se fortalecen como personas.

CLAVES DE LA ENTREVISTA DEL TUTOR PARA IMPLICAR A LA FAMILIA

Todos los profesores tienen experiencia en la realización de entrevistas con los padres de sus alumnos, pero la dificultad surge cuando hay que dar “malas noticias” y tememos que la familia no reaccione como deseamos.

¿Cuales son las principales consignas a seguir en las reuniones de padres para poder conseguir la implicación de esta familia?

a)      Saber que vienen desde el “miedo” al mensaje que van a recibir y que muchas veces hace que lleguen a la entrevista desde una actitud defensiva. Es importante tener este aspecto presente para entender que sus palabras son desde sus sentimientos y NO CONTRA el tutor. Muchas veces en estas reuniones se puede sentir que los padres recriminan y esto crea tensión en la entrevista. Si entendemos sus sentimientos y que  en el fondo es una defensa lo que les hace decir según que mensaje, facilitará un mejor clima.

b)      Otra clave importante es aprender a leer su lenguaje no verbal, puesto que nos dará mucha información de su emocionalidad y por lo tanto como darles el mensaje para lograr que escuchen. Como nos estrechan la mano al saludar, como están sentados en la silla, sus brazos están cruzados o no…

Algunas pistas  del lenguaje no verbal

 c)      Si vienen los dos padres siempre hay uno que está más receptivo, es importante irnos dirigiendo a él, observando como lo va recibiendo, porque este padre/madre será el que irá explicando y haciendo más receptivo al otro. Muchas veces este miembro de la pareja se pone a explicarle al otro, durante la reunión, el mensaje. Dejemos que haya este espacio porque facilitará la entrevista.

d)     Una clave importante de éxito es dejar que ellos empiecen a hablar: “¿Cómo veis a vuestro hijo? ¿Que os inquieta desde casa?” La familia viene con una “lista”, aunque sea mental, de cosas que quieren hablar y que “no se les tiene que olvidar comentar”. Cuanto antes lo expresen mejor, más nos escucharan. Es importante no interrumpirles, y anotar lo que queramos aclarar o matizar para hablarlo cuando ellos acaben. Esta estrategia también permite observar qué conciencia tienen de las dificultades del hijo y cuáles son sus prioridades. Esto nos dará información para saber como entenderán mejor el mensaje que queremos transmitir (motivo de la reunión).

e)      Antes de la reunió reflexionar como nos vendrán los padres, ponernos en su piel. Es importante conocer la situación personal que están pasando en este momento y practicar empatía: ¿como nos gustaría  a nosotros que nos dieran el mensaje si fuera nuestro hijo? Este punto parece una obviedad pero la mayoría de veces se cree que ya se tiene presente y no es así. Hay un ejercicio de PNL (Programación neurolingüística) muy bueno para practicar la empatía, que realizo en los talleres en las escuelas y en el que los mismos tutores descubren que, aunque creían que practicaban la empatía,  no lo hacían. Este ejercicio (de las tres sillas), una vez lo vivencian, lo aplican en otras situaciones.

f)       Es importante transmitir a los padres que sabemos que están haciendo lo mejor que pueden (ningún padre niega a su hijo lo que necesita), pero también pensamos que si además añadieran tal recomendación que les damos, desde la realidad escolar y de la interacción social con los chicos de su edad, su hijo podrá sentirse mejor y tener menos dificultades.

Siguiendo estas pautas tenemos más probabilidades de conseguir, acompañando a los padres, que sintamos que estamos haciendo un trabajo en equipo familia-escuela y que se impliquen, lo cual también repercute en una motivación para el tutor que no siente que todo recae en él.

Nube de etiquetas