Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Entradas etiquetadas como ‘acompañamiento al alumno’

Educación inclusiva

Esta vez comparto las ideas a través de las imágenes del video del Simposium de Educación del ITESO y de las palabras escritas por un periodista de la Jornada sobre la entrevista que me realizó:

Entrevista del Simposium de educación

Articulo de la entrevista para La Jornada de Jalisco

Me gustaría acabar recordando que la finalidad de la educación inclusiva es asegurar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos ante la educación y evitar el fracaso escolar y el consecuente riesgo de abandono del sistema educativo.

Anuncios

EL PLAN INDIVIDUALIZADO O ADAPTACION CURRICULAR

¿Qué hacemos cuando nos encontramos con un alumno que llega a nuestra aula con dificultades de aprendizaje? Los maestros quieren apoyar al alumno intentando adaptar los objetivos del curso a sus dificultades.

¿Qué pasa generalmente? que se tiende a rebajar el grado de exigencia para conseguir el aprobado, que muchas veces no queda constancia de las adaptaciones hechas, que estas adaptaciones no tienen una continuación el siguiente curso porque no se han diseñado siguiendo un “eje vertebral”…

En la escuela podemos hacer planes individualizados (PI) y esto no significa bajar las exigencias al alumno, porque así no conseguirá el objetivo esperado en la asignatura.

Como indica la palabra Plan INDIVIDUALIZADO  es adaptar el ritmo y metodología de aprendizaje a la realidad del alumno. ¿Esto significa hacer una clase particular y dejar a los otros alumnos? NO, precisamente con su PI el alumno podrá seguir el grupo clase. Si, cómo maestros, estamos en clase y tenemos un alumno con TDA-H que sabemos que lee muy rápido el enunciado de un problema de matemáticas y muchas veces lo resuelve a medias, ¿qué es mejor, decirle varias veces que lea el enunciado otra vez o darle el enunciado desglosado y con las palabras clave remarcadas? Le estamos apoyando, estará siguiendo mejor en el grupo clase y dejaremos de estar dedicándonos exclusivamente a él porque le damos el recurso que necesita.

Un PI persigue que el alumno consiga los mismos objetivos que el grupo clase pero con distintos recursos, metodología, presentación y teniendo en cuenta su realidad. El alumno irá consiguiendo los objetivos del grupo clase con distintos grados de complejidad, con el esfuerzo y las exigencias equivalentes al resto de sus compañeros. No se trata de pedirle menos o perdonarle fallos sino de conseguir que aprenda lo mismo pero teniendo muy presentes sus necesidades de aprendizaje.

El PI varia si es para un trastorno de aprendizaje, para un proceso madurativo o para una dificultad temporal de aprendizaje. Pero lo importante es que tiene un “eje vertebral” que va a permitir al maestro del siguiente curso escolar dar continuidad teniendo muy claro qué avances ha ido haciendo el alumno, conociendo la metodología, material de trabajo y los objetivos conseguidos.

¿El PI sólo es para español y matemáticas? No, puede ser para la asignatura que sea necesaria adaptar. ¿Sólo para Educación Primaria? No, puede darse en cualquier etapa educativa, aunque cuanto antes se realice, en caso de ser necesario, mejor. ¿Cualquier niño que le cuesten los aprendizajes hay que hacerle un PI? No, sólo cuando haya un informe diagnóstico que lo justifique. ¿Quién lo hace: la maestra, la psicóloga escolar…? Se realiza en equipo con ellas y con alguien experto en los trastornos escolares ya que esta persona será quien podrá adaptar las necesidades del alumno a los objetivos de aprendizaje, la pedagogía de la escuela y  los objetivos del curso escolar. ¿El  PI se hace para todo el curso escolar? No, se hace para un trimestre (bimestre según los países) y se revisa para readaptar de acuerdo a los nuevos objetivos de aprendizaje y a los avances del alumno.

Hay muchas más preguntas que igual se están formulando, no podemos incluirlas todas, pero no duden en contactarme a través del mail para cualquier ampliación o aclaración. He visto muchos cambios, tanto a nivel aprendizaje como emocional, en los alumnos cuando tienen los recursos que atienden sus necesidades de aprendizaje y el más importante es que expresan todo su potencial, sacan lo que llevan dentro y se fortalecen como personas.

LA EDUCACION Y LA ESCUELA INCLUSIVA

¿Es difícil hacer que  una escuela sea inclusiva? ¿Cómo se trabaja la inclusión? ¿Qué es?

Tenemos que empezar reflexionando sobre cuál es el principal aprendizaje que queremos para nuestros hijos / alumnos en la escuela. Un objetivo esencial es que les formen como personas. En la sociedad todos somos distintos, todos tenemos distintas capacidades y todos debemos saber convivir con la diversidad que tenemos en el aula, la escuela, el trabajo… Formamos a nuestros hijos / alumnos para poder convivir en sociedad y enseñarles a vivir la diversidad como una riqueza no como la base para una discriminación, es el aprendizaje básico para su futuro cómo adultos.

La atención a la diversidad es el conjunto de actuaciones educativas dirigidas a TODO el alumnado para PREVENIR y DAR RESPUESTA a: 

  • las diferentes capacidades (altas, NEE… )
  • ritmos y estilos de aprendizaje
  • motivaciones e intereses
  • situaciones sociales, culturales, lingüísticas
  • salud del alumnado (discapacidad física, psíquica o sensorial, trastornos del desarrollo)

La finalidad es asegurar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos ante la educación y evitar el fracaso escolar y el consecuente riesgo de abandono del sistema educativo.

Una escuela inclusiva es la que cultiva, desde la vivencia, este aprendizaje para la vida. Todos somos distintos y la escuela es para todos.

Atender la diversidad permite a la escuela innovar en la cultura, las políticas y las prácticas escolares que minimizarían las dificultades educativas para todo el alumnado. Consecuentemente permite a la escuela no estancarse sino evolucionar constantemente. 

“La Educación Inclusiva implica que todos los niños y niñas de una determinada comunidad aprendan juntos, independiente de sus condiciones personales, sociales o culturales, incluso aquellos que presentan discapacidad.” (UNICEF, UNESCO). 

Te recomiendo esta entrevista a Mel Ainscow sobre la inclusión escolar:

http://www.youtube.com/watch?v=DaZndkQfwvI

¿Cómo conseguir una escuela inclusiva?

  • Primero desde el convencimiento y por lo tanto con un salto de paradigma de la escuela
  • Con capacitación, formación y apoyo a los maestros
  • Con la infraestructura de la escuela se pueden crear los recursos necesarios como son:
    • Una Comisión de Atención a la Diversidad
    • Un Equipo psicopedagógico
    • Un Soporte Escolar Personalizado
    • Las adaptaciones curriculares  
    • Un espacio para las dificultades de conducta

 Y todo esto es factible si estamos convencidos del mayor aprendizaje que deseamos para nuestros hijos y para nuestros alumnos.

 Si deseas asesoramiento para ir haciendo más inclusiva tu escuela, no dudes en contactar.

¿Qué hacemos por los niños / adolescentes de altas capacidades?

¿Siempre son alumnos brillantes? ¿Van solos y no necesitan de su tutor? O por el contrario ¿son conflictivos y distorsionadores en clase? ¿Quieren poner en evidencia al profesor con sus preguntas? O… son diamantes en bruto?

Considero que estos alumnos son los grandes olvidados por el sistema educativo, aunque actualmente  empieza a haber una sensibilidad hacia ellos. Hasta ahora han pasado al grupo de los “ya van solos” o desapercibidos dentro del grupo de fracaso escolar o de los conflictivos.

Si tenemos presente que son alumnos que siempre hacen preguntas que van más allá de la explicación del libro de texto. Las notas no son su motivación sino APRENDER. Conectan la información que han aprendido de las diferentes asignaturas con visitas a museos y lecturas de libros para formularse hipótesis a las que NECESITAN dar respuesta. Son sensibles y tienen todos “los radares conectados”. Pueden,  desde su gran inquietud, ser intolerantes cuando no se da respuesta a su interés, cuando se repite una y otra vez el mismo concepto que ellos ya han captado a la primera.

Su motivación es aprender y no las notas o los títulos.

Como tutores, ¿qué podemos hacer, qué les podemos dar? Mi primera recomendación es entenderles intentando ponernos en su piel SIN quedarnos con los síntomas. Soy consciente que en algunos casos llega a ser muy difícil, ya que las conductas que he mencionado pueden ser muy disruptivas en el día a día.

Cuando, muy brevemente, describía su perfil he marcado dos palabras en mayúscula: APRENDER y NECESITAN dar respuesta. Para ellos aprender no es una obligación sino una fascinación y sus preguntas, que a veces puede parecer que formulan para ponernos en evidencia, no son más que una muestra de su necesidad. Démosles un espacio para saciar su inquietud reconociéndoles que nos gusta el interés que muestran por nuestra asignatura. Si les damos  fuentes de información donde quizás encuentren respuestas. Si les damos un pequeño espacio en la hora de clase para que de vez en cuando lo explique a todos. Si le damos un espacio nuestro, como tutores, para que nos cuente sus averiguaciones o para facilitarle un contacto que tenemos y quizás le pueda ayudar, entonces tendremos un alumno totalmente de nuestro lado y deseando que empiece nuestra asignatura, porque estamos acogiendo este don que tiene y que muchas veces no es entendido como tal, ni por ellos mismos, puesto que les trae muchas consecuencias que a veces no desean.

Hay tres pilares básicos en ellos: retos / objetivos (fruto de la necesidad de aprender, pensar y formularse preguntas), estabilidad emocional (muchas veces se sienten solos, distintos de sus compañeros e incomprendidos por el entorno, es clave que padres y tutores les demos esta estabilidad), espacio para “ventilar neuronas”  (un hobby, un deporte, un instrumento musical, un espacio de “no pensar”).

Los padres no dejamos de ser sus tutores, así que es básico que aparte de lo que acabamos de reflexionar que puede dar un profesor en el aula, los padres también se lo demos en casa. Sobre todo unas pautas básicas: es importante que siempre tengan SU objetivo – reto, evitaremos las desmotivaciones.  No nos presionemos con saber dar respuesta a todo, ellos tampoco la tienen, démosles fuentes donde informarse. No pensemos que son “máquinas de producir” y valoremos sólo su rendimiento, ellos no trabajan para la nota, muchos no las sacan excelentes y varios suspenden lo que no es de su interés, démosles motivaciones para aprender y las notas caen como consecuencia.

Es importante darles tiempo para encontrar el camino para ser felices

y no pensar sólo en sus producciones.

Y todos, padres y tutores, tenemos que tener muy presente las disincronias que se pueden presentar y que muchas veces son la causa de que no entendamos como teniendo la madurez intelectual que tiene, emocionalmente puede estar en otro nivel.

Las altas capacidades es un campo que da para mucho, he intentado  hacer una breve introducción  y según lo que vayáis pidiendo me extiendo más en vuestro centro de interés. Los profesores que ya habéis asistido a los talleres de Acompañamiento al Alumno ya habéis tenido la posibilidad de profundizar desde vuestra realidad en el aula y para los que asistiréis a este curso,  esta es una pequeña introducción.

Nube de etiquetas