Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Archivo para junio, 2015

LA ESCUELA INCLUSIVA

Tenemos un alumno con dislexia, está en tercero de primaria con muchas dificultades de lectura y escritura, otro con Asperger, otro con TDAH, otro con altas capacidades, otro con espina bífida, otro con muchas dificultades de relación social, etc. Y somos una escuela regular.

¿Qué respuesta estamos dando? ¿un monitor? Pero lo más importante, ¿qué respuesta QUEREMOS dar como escuela que educa en el siglo XXI?

¿Nuestra escuela es para la mayoría, para los alumnos “normales”? ¿O todos son normales? entonces ¿cómo damos respuesta a la diversidad de la población que tenemos en la escuela, donde está representada la sociedad que nuestros alumnos van a encontrar saliendo de ella?

Tantas preguntas tienen una respuesta: la inclusión educativa. Si nuestra sociedad es inclusiva ¿porque no hablamos de escuelas inclusivas?

Que nuestra escuela sea inclusiva no significa un cambio drástico, estructural, de personal…. El primer paso es decidir que somos escuela inclusiva, ya habremos dado el salto de paradigma y de allí, con la ayuda de una consultoría especializada de inclusión, ya estamos caminando hacia ella.

La consultoría consiste en hacer un estudio de la diversidad que tenemos y de cómo podemos atenderla, cómo podemos hacer que sea la escuela para todos los alumnos. Basándonos en este estudio, damos las pautas para reorganizar los recursos existentes en la escuela de tal forma que podamos atender a todo el alumnado.

Crear una comisión de atención a la diversidad con el personal que ya trabaja en la escuela, es muy importante. Esta comisión es la que se encarga de priorizar las necesidades de atención a la diversidad, la que decide las adaptaciones curriculares (PI) y les da el eje vertebral para que se mantenga si el alumno sigue necesitando un PI el siguiente curso, la que da seguimiento a lo implementado y la que va construyendo la inclusión con el día a día de la escuela.

Una escuela inclusiva es la que está cada curso implementando respuestas a las situaciones que se dan en el aula y mejorando las culturas, las prácticas y las políticas educativas de su centro. Es una escuela no estancada, está en constante innovación.

La escuela inclusiva consigue que los maestros ejerzan su vocación porque realmente están atendiendo a todos los alumnos de su clase, sin tener que dedicarse a unos en concreto, es un medio para que todos sus alumnos se formen tanto a nivel cognitivo como afectivo.

Recientemente he participado en el 22 Simposium de Educación de ITESO, como experta y especialista en educación inclusiva. Todos los asistentes vieron claro que la inclusión es la respuesta a su realidad en la escuela y alguien decía “son los directores los que deberían estar aquí escuchando esto”. Cierto, a veces no pueden estar en todos lados, pero si todos ponemos nuestro granito de arena, acabaremos haciendo una montaña: ¿Porque no le hablas a tu director ahora o le pasas este post?¿Iniciamos el próximo curso incluyendo?

null
Si deseas asesoramiento para ir haciendo más inclusiva tu escuela, no dudes en contactar (monicarbonell@gmail.com) y APUNTATE al curso de Educación Inclusiva en Guadalajara, México

Flyer Educación Inclusiva

Nube de etiquetas