Este es un espacio para compartir las prácticas que en el dia a dia de la tutoria hemos llevado a cabo en el aula y nos han permitido acompañar al alumno como persona y en su proceso de aprendizaje. Está abierto a las consultas que queráis ir formulando para poder compartir más experiencias.

Archivo para enero, 2012

CLAVES DE LA ENTREVISTA DEL TUTOR PARA IMPLICAR A LA FAMILIA

Todos los profesores tienen experiencia en la realización de entrevistas con los padres de sus alumnos, pero la dificultad surge cuando hay que dar “malas noticias” y tememos que la familia no reaccione como deseamos.

¿Cuales son las principales consignas a seguir en las reuniones de padres para poder conseguir la implicación de esta familia?

a)      Saber que vienen desde el “miedo” al mensaje que van a recibir y que muchas veces hace que lleguen a la entrevista desde una actitud defensiva. Es importante tener este aspecto presente para entender que sus palabras son desde sus sentimientos y NO CONTRA el tutor. Muchas veces en estas reuniones se puede sentir que los padres recriminan y esto crea tensión en la entrevista. Si entendemos sus sentimientos y que  en el fondo es una defensa lo que les hace decir según que mensaje, facilitará un mejor clima.

b)      Otra clave importante es aprender a leer su lenguaje no verbal, puesto que nos dará mucha información de su emocionalidad y por lo tanto como darles el mensaje para lograr que escuchen. Como nos estrechan la mano al saludar, como están sentados en la silla, sus brazos están cruzados o no…

Algunas pistas  del lenguaje no verbal

 c)      Si vienen los dos padres siempre hay uno que está más receptivo, es importante irnos dirigiendo a él, observando como lo va recibiendo, porque este padre/madre será el que irá explicando y haciendo más receptivo al otro. Muchas veces este miembro de la pareja se pone a explicarle al otro, durante la reunión, el mensaje. Dejemos que haya este espacio porque facilitará la entrevista.

d)     Una clave importante de éxito es dejar que ellos empiecen a hablar: “¿Cómo veis a vuestro hijo? ¿Que os inquieta desde casa?” La familia viene con una “lista”, aunque sea mental, de cosas que quieren hablar y que “no se les tiene que olvidar comentar”. Cuanto antes lo expresen mejor, más nos escucharan. Es importante no interrumpirles, y anotar lo que queramos aclarar o matizar para hablarlo cuando ellos acaben. Esta estrategia también permite observar qué conciencia tienen de las dificultades del hijo y cuáles son sus prioridades. Esto nos dará información para saber como entenderán mejor el mensaje que queremos transmitir (motivo de la reunión).

e)      Antes de la reunió reflexionar como nos vendrán los padres, ponernos en su piel. Es importante conocer la situación personal que están pasando en este momento y practicar empatía: ¿como nos gustaría  a nosotros que nos dieran el mensaje si fuera nuestro hijo? Este punto parece una obviedad pero la mayoría de veces se cree que ya se tiene presente y no es así. Hay un ejercicio de PNL (Programación neurolingüística) muy bueno para practicar la empatía, que realizo en los talleres en las escuelas y en el que los mismos tutores descubren que, aunque creían que practicaban la empatía,  no lo hacían. Este ejercicio (de las tres sillas), una vez lo vivencian, lo aplican en otras situaciones.

f)       Es importante transmitir a los padres que sabemos que están haciendo lo mejor que pueden (ningún padre niega a su hijo lo que necesita), pero también pensamos que si además añadieran tal recomendación que les damos, desde la realidad escolar y de la interacción social con los chicos de su edad, su hijo podrá sentirse mejor y tener menos dificultades.

Siguiendo estas pautas tenemos más probabilidades de conseguir, acompañando a los padres, que sintamos que estamos haciendo un trabajo en equipo familia-escuela y que se impliquen, lo cual también repercute en una motivación para el tutor que no siente que todo recae en él.

Anuncios

EL COACHING TUTORIAL

Un tutor acompaña a sus alumnos en el proceso madurativo como persona. Para ello es muy importante tener una formación, más orientada a los procesos de coaching.

El coach es un profesional que mediante charlas, ejercicios y preguntas, que invitan a la reflexión, facilita que la persona que se trabaja (coachee) logre alcanzar sus metas y propósitos.  El coachee es quien tiene la capacidad de alcanzar sus objetivos siguiendo este proceso.

Un tutor que recibe coaching tutorial podrá a su vez, y si este es su objetivo, acompañar a sus alumnos mediante herramientas propias del coaching, muy útiles en la tutoria.

¿Pero cual es el paso previo a acompañar a alguien? ¿Cómo lo podemos lograr?

Primero tenemos que conocer cuales son nuestros puntos fuertes y así, desde ellos, acompañar y orientar a nuestros alumnos en su proceso de crecimiento personal. El coach facilita que el tutor descubra sus fortalezas. Para este propósito también puede ser muy válido el ejercicio propuesto anteriormente en otro post de la Lista Blanca.

Si el tutor ha llevado a cabo este ejercicio en su aula, sabe qué rasgos personales le valoran los alumnos y podrá ponerlos a su disposición. Seguro que habrá fortalezas propias que quizás los alumnos no hayan escrito pero que nosotros conocemos.  Un coach tutorial nos ayudará a descubrir más fortalezas, a través de unos ejercicios profesionales que nos va a proponer. Cuando las  conocemos, es importante pensar en cuales podemos poner a disposición de aquella persona.

En los alumnos de Educación Infantil y Primaria, tendremos que pensar cómo le ayudamos a que descubra sus  fortalezas y las utilice para lograr los objetivos que le ayudaran más en su crecimiento como persona. Es importante trabajar desde ellas porque es desde donde una persona se siente segura y puede empezar a dar los primeros pasos.

Cuando tenemos un alumno de 6º de primaria o de secundaria, ya podemos hacerle más partícipe del proceso. Ayudándole a que sea él quien descubra sus puntos fuertes y cómo con ellos puede alcanzar sus objetivos. Un tutor de estas edades puede, mediante la reflexión y preguntas que inciden directamente en el punto de su crecimiento personal,  ayudar a su alumno a proponerse un paso, por pequeño que sea, que le sitúe en el camino de su objetivo final. Previo a que el alumno se fije un objetivo, es importante que sea consciente de qué quiere cambiar y se comprometa en ello.

Es importante saber escuchar al alumno y acompañarle en su proceso, y por el camino que él sienta que lo alcanzará, aunque podamos estar viendo claramente que así no lo conseguirá. Muchas veces nos sorprenderá lográndolo, y si no es así, él estará más receptivo a una nueva propuesta una vez haya aprendido  de la anterior.

 

Resumiendo, para acompañar a un alumno es importante conocer nuestras fortalezas para ponerlas  a su disposición.  A continuación, con sus fortalezas, su corresponsabilidad y teniendo en cuenta sus emociones, ofrecernos para acompañarle.  Para todo ello hay ejercicios que puedo ir comentando según vuestro interés y desde mi formación como coach.

GRUPOS DE APRENDIZAJE PARA COMPARTIR EXPERIENCIAS DE DIFICULTADES EN EL AULA

Compartir experiencias del día a día de nuestra práctica profesional motiva y enriquece. Encontrar  un espacio de reflexión a veces  es difícil pero si nos hemos comprometido primero con nosotros mismos y luego con compañeros es más fácil.

A petición de los profesores que han asistido a los distintos talleres o con los que he compartido trabajo profesional en las escuelas, estoy creando un grupo de asesoramiento y encuentro de propuestas para las realidades del aula. Para compartir experiencias  y conocimiento, un espacio de reflexión y motivación para tener herramientas con los alumnos en sus distintas situaciones.

Son grupos a partir de 10 personas que, con preferencia,  pueden ser de distintas escuelas para que sea más enriquecedor.

La frecuencia de los encuentros puede ser quincenal o mensual (a petición) y el lugar es una vez en cada escuela, para aprender de distintos entornos y facilitar el desplazamiento a todos por igual.

La  duración es una hora, u hora y media, y los temas a  tratar son a petición de los integrantes. Al final de cada encuentro se propone, entre todos, el tema que gustaría para la siguiente reunión de manera que todos podamos, a lo largo de los días que quedan hasta la siguiente reunión, irnos fijando en alumnos que tenemos con esta dificultad y aportar trabajos, material y experiencias cuando nos reunamos. Sobretodo es importante que, en el caso que el tema sea de aprendizaje, los que lo deseéis, podáis aportar trabajos donde se refleja la dificultad. Si se trata de estrategias emocionales o de comportamiento, quizás no sea tan necesario, aunque los dibujos espontáneos que realizan los alumnos nos pueden dar mucha información.

Finalmente para que no todo se quede en el encuentro y podamos seguir comunicándonos hasta la siguiente reunión, tenemos un espacio en internet para seguir en contacto.

¿Interesante? ¿Propuestas? ¿Empezamos? Contactad en el mail monicarbonell@resolatencio.es

Nube de etiquetas